Actualidad, El Párkinson, Investigación

Etiquetas: , ,

Enfermedad de Parkinson avanzada- Un grupo de investigación español, en el que se encuentran tres miembros del Comité Científico de la Federación Española de Párkinson,  ha publicado un estudio de validación del Cuestionario De Enfermedad de Parkinson Avanzada (CDEPA), un instrumento sencillo de detección para el diagnóstico precoz de la enfermedad de Parkinson avanzada en la práctica diaria.

En el cuestionario CDEPA se define la enfermedad de Parkinson avanzada (EPA) con la presencia de síntomas como la dependencia severa para llevar a cabo las actividades de la vida diaria, fluctuaciones motoras que limitan o impiden realizar las actividades de la vida diaria con autonomía, disfagia severa, caídas frecuentes o demencia.

En el estudio participaron 173 personas con párkinson, la capacidad diagnóstica de esta herramienta fue evaluada comparándola con el diagnóstico que realizan los especialistas en neurología en base a los criterios diagnósticos establecidos.

De las 173 personas participantes en el estudio, se diagnosticaron como EPA empleando el cuestionario el 63% de los casos, mientras que solo el 38% de los casos fue empleando los criterios diagnósticos. Tras el análisis estadístico de los datos obtenidos, los/las investigadores/as concluyen que el cuestionario es capaz de detectar el estado avanzado de las personas con párkinson con una sensibilidad del 97% (es decir el cuestionario detecta como positivos los casos que realmente lo son), una especificidad del 57% (es decir, es capaz de detectar como negativos los casos que realmente lo son) y una precisión total del 72.3% (es decir, detectar el EPA de manera correcta). Además, el cuestionario CDEPA muestra un acuerdo satisfactorio inter-jueces (es decir, diferentes especialistas obtienen los mismos resultados al utilizarlo) y concordancia test-retest (se obtiene los mismos resultados cuando se repite el cuestionario a la misma persona).

El estudio concluye que el cuestionario es válido, fiable y útil para detectar de manera sencilla la enfermedad de Parkinson avanzada.

Puedes encontrar el artículo científico en Nature.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *