La FEP

Etiquetas: , ,

· La Federación Española de Párkinson y más de 50 asociaciones y federaciones de párkinson, ponen en marcha la campaña Queremos Seguir con el objetivo de trasladar a las administraciones públicas las necesidades y demandas del colectivo para la sostenibilidad de las asociaciones tras el impacto de la pandemia.

· Para hacer llegar sus peticiones a las autoridades, las entidades organizadoras de la campaña han enviado más de 180 cartas a representantes políticos de toda España, con competencias en materia sociosanitaria a nivel local, provincial, autonómico y estatal.

· El próximo viernes 11 de diciembre los organizadores de la campaña convocan una concentración virtual para promover que, a través de una cadena de mensajes, las demandas se hagan visibles y lleguen a los organismos con competencias en materia sociosanitaria.   

· El 46% de las asociaciones de párkinson de España han perdido más del 75% de sus ingresos por la paralización de la actividad a causa de la COVID19, lo que pone en riesgo la sostenibilidad del movimiento asociativo, y con ello la atención a las 160.000 personas con párkinson de España. 

Madrid, 9 de diciembre de 2020. La Federación Española de Párkinson y 53 asociaciones y federaciones de párkinson de toda España, ponen en marcha la campaña Queremos Seguir, una iniciativa que nace con el objetivo de hacer llegar a las administraciones públicas la situación del colectivo tras el impacto de la COVID19, e incidir sobre la necesidad de poner en marcha soluciones para la sostenibilidad de las asociaciones de párkinson.

Bajo el lema “Queremos seguir” las asociaciones de párkinson hacen hincapié en su intención de continuar trabajando para mejorar la calidad de vida de las personas con párkinson y su entorno familiar y de cuidados. Sin embargo, como exponen en el manifiesto de la campaña, esto no se puede conseguir sin la reciprocidad, colaboración y reconocimiento por parte de la administración pública.

El colectivo defiende en su manifiesto que el párkinson, a pesar de ser una enfermedad cuya incidencia va en aumento, sigue sin ser tomada como una prioridad política que precise de una actuación urgente. Además, argumentan que sudesconocimiento deriva en una falta de actuación política y en una escasez de recursos destinados a las entidades que trabajan por el colectivo de personas afectadas.

Esta falta de actuación política, sumada al impacto de la pandemia en las asociaciones, ha puesto al movimiento asociativo párkinson de España en una complicada situación, viendo en riesgo la continuidad de sus actividades y servicios.

“La situación ya era complicada antes de llegar la COVID19. El confinamiento además generó una gran pérdida de ingresos, muchas bajas de socios y socias y la necesidad de invertir dinero en la adaptación de los espacios para crear entornos seguros para los usuarios y usuarias. Muchas asociaciones han tenido que tomar medidas para poder hacer frente a estos costes, y otras incluso continúan cerradas sin posibilidad de abrir próximamente, lo que significa que hay muchas personas con párkinson que no pueden acceder a las terapias de rehabilitación que necesitan para mejorar su calidad de vida”, explica Alicia Campos, directora de la Federación Española de Párkinson.

La Federación Española de Párkinson y las entidades firmantes reclaman en el manifiesto Queremos Seguir la necesidad de incluir el párkinson en las agendas políticas y plantean cuatro acciones para asegurar la sostenibilidad de la red asociativa y la continuidad asistencial de las personas afectadas.

Estas acciones se centran en (1) facilitar el acceso a la financiación y recursos económicos, (2) incluir a las asociaciones en los procesos de toma de decisión, (3) la aplicación real y efectiva de las políticas públicas y la legislación vigente para asegurar el acceso a las terapias por parte de las personas con párkinson, y (4) garantizar la continuidad asistencial de las personas con párkinson incluso en momentos de crisis sanitaria.

“Las asociaciones de párkinson históricamente han cubierto una laguna asistencial y terapéutica, esto les ha llevado a una profesionalización de los servicios. Muchas asociaciones cuentan con equipos multidisciplinares especializados en la atención de las personas con párkinson. Queremos que se nos tomen en cuenta en los procesos de toma de decisión, ofrecemos nuestro conocimiento y experiencia para poner en marcha soluciones que garanticen la continuidad asistencial de las más de 160.000 familias que conviven con el párkinson en nuestro país”, explica Leopoldo Cabrera, presidente de la Federación Española de Párkinson.

El impacto de la COVID19 en el colectivo

Durante la primera ola de la pandemia las asociaciones de párkinson tuvieron que paralizar sus servicios, esto supuso una gran reducción del número de personas asociadas, y con ello una pérdida de ingresos. Concretamente el 46% de las asociaciones han perdido más del 75% de sus ingresos[1]. Esta pérdida de ingresos sumada a las necesidades de inversión en material sanitario, adaptación digital, y reorganización de los modelos de atención, ha generado graves dificultades para la reactivación de los servicios, llevando a que alguna de las asociaciones todavía no haya podido reanudar la actividad.

Esta situación de las asociaciones ha afectado directamente sobre la calidad de vida de las personas con párkinson y sus familias. Un 66% de las personas afectadas por esta enfermedad han sufrido un empeoramiento a causa de la interrupción de las terapias durante el primer confinamiento[2].   

La campaña: Queremos Seguir

La campaña puesta en marcha por la Federación Española de Párkinson y otras 53 entidades dedicadas a la atención a las personas afectadas se desarrollará durante los días 9, 10 y 11 de diciembre en redes sociales, donde difundirán sus peticiones. Además, los organizadores de la campaña han enviado más de 180 cartas a diferentes instituciones públicas, entre las que se encuentran el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, Sanidad, Hacienda y Trabajo, y un gran número de gobiernos autonómicos, consejerías y ayuntamientos. “Esperamos tener respuesta en las próximas semanas y comenzar a trabajar de forma urgente y coordinada con estas instituciones para solucionar esta situación”, comenta Cabrera.

El próximo viernes 11 de diciembre a las 12:00h, las entidades organizadoras han convocado una concentración virtual en redes sociales. A través del hashtag #QueremosSeguir promueven que las personas y entidades expresen “qué quieren seguir haciendo” y “qué hacen para conseguirlo”, generando así una cadena de mensajes y haciendo llegar estas peticiones a las instituciones y entidades que tengan poder de acción y decisión.


[1] Consulta sobre el ‘Impacto del Covid-19 sobre el movimiento asociativo párkinson de España’ Federación Española de Párkinson, abril 2020.

[2]  Santos-García et. Al (2020). Impact of COVID-19 Pandemic on Parkinson´s Disease: A Cross-sectional Survey of 568 Spanish Patients. Movement Disorders. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1002/mds.28261

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.