Actualidad, La FEP

Etiquetas: , ,

  • Las organizaciones de personas con discapacidad física y orgánica defienden el cumplimiento de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad de Naciones Unidas.
  • Bajo el lema “La defensa de derechos no para”, la Federación Española de Párkinson y el Movimiento Asociativo de COCEMFE conmemoran el Día Nacional de este tratado internacional que se celebra el 3 de mayo.
  • La Federación Española de Párkinson reivindica que se garantice el derecho a la salud y la protección de las personas con discapacidad física y orgánica y personas con enfermedades crónicas.

Bajo el lema “La defensa de derechos no para”, la Federación Española de Párkinson (FEP) junto al  Movimiento Asociativo de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) conmemoran el 2º Día Nacional de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas, que se celebra el 3 de mayo, a través de la campaña #InclusiónImparable.

La campaña tiene como objetivo reivindicar el cumplimiento de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas, también en situaciones de pandemia como la actual, haciendo énfasis en la defensa del derecho a la salud. De igual modo, a través de esta iniciativa se pretende visibilizar la labor desarrollada por COCEMFE y su Movimiento Asociativo a pesar de la crisis del COVID-19.

“Desde COCEMFE y nuestro Movimiento Asociativo no hemos dejado de trabajar y de transformar nuestra actividad durante la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia de COVID-19 para prestar atención a las personas y a las organizaciones, dando prioridad a las necesidades más urgentes y velando por la dignidad y derechos de las personas con discapacidad”, remarca el presidente de COCEMFE, Anxo Queiruga.

“Hemos denunciado las prácticas o recomendaciones discriminatorias, hemos trasladado al Gobierno las necesidades de las personas con discapacidad física y orgánica, en situación de dependencia o con enfermedades crónicas y hemos facilitado a la población el acceso a tratamientos farmacológicos y a equipos de protección individual y material sanitario”, añade Queiruga.

Por su parte, la Federación Española de Párkinson hace hincapié en la necesidad de atender especialmente a las personas afectadas por esta enfermedad y sus familias que, a causa de la situación actual, han perdido la posibilidad de acceder a las terapias de rehabilitación necesarias para la mejora de su calidad de vida.  En este sentido, la FEP ha puesto en marcha diferentes acciones para dar respuesta a las necesidades concretas de las personas con párkinson y dar cobertura a las diferentes asociaciones que integran su movimiento asociativo.

La actual crisis masiva de salud pública, está provocando una crisis social y económica de efectos devastadores que está castigando severamente a las personas con discapacidad y a sus familias, comprometiendo su salud y ocasionando fallecimientos entre las personas de este grupo social. Por ello, COCEMFE y su Movimiento Asociativo hacen hincapié en la necesidad del cumplimiento de la Convención para garantizar en situaciones de emergencia como la actual el derecho a la salud y la seguridad y la protección de las personas con discapacidad física y orgánica y personas con enfermedades crónicas.

Bajo el hashtag #InclusiónImparable, la Federación Española de Párkinson y el Movimiento Asociativo de COCEMFE animan a la ciudadanía a participar en esta campaña en redes sociales y sumarse a la reivindicación del máximo respeto a esta norma jurídica de cumplimiento imperativo en España, como tratado internacional de derechos humanos.

Concretamente, las organizaciones que engloba COCEMFE reclaman que se garantice el acceso a todas las personas con discapacidad física y orgánica, en situación de dependencia o con enfermedades crónicas a todos los medicamentos o productos sanitarios que necesitan, así como a los Equipos de Protección Individual (EPIs) y test rápidos de COVID-19 en los centros sociosanitarios de atención a personas con discapacidad física y orgánica o en situación de dependencia, entre otras cuestiones.

“Es necesario proporcionar protección de las mujeres y niñas con discapacidad, promoviendo el ejercicio de su derecho a la salud, evitando las restricciones de acceso a atención y protocolos sanitarios, especialmente para las situaciones de mayor riesgo de exclusión, como las mujeres con discapacidad orgánica no reconocida, con enfermedades crónicas o las que son víctimas de violencia y abuso”, afirma el presidente de COCEMFE.

De igual modo, la FEP y COCEMFE reclama al Gobierno la participación de las personas con discapacidad y de sus familias, a través de sus organizaciones representativas, en los planes de reconstrucción social y económica que se desarrollen a nivel europeo, estatal y autonómico, así como el cumplimiento de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible orientados a mantener el carácter universal, público y gratuito de los sistemas de salud, a no dejar a nadie atrás en la atención sanitaria; a defender la Igualdad de Género; a reconocer y valorar los cuidados y el trabajo doméstico no remunerados mediante servicios públicos, infraestructuras y políticas de protección social; y a reducir las desigualdades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.