Los síntomas que caracterizan la enfermedad de Parkinson, rigidez, temblor, lentitud y disminución de los movimientos voluntarios, pueden condicionar una limitación en la ingesta de alimentos y cambios en las necesidades nutricionales, fundamentalmente en las fases más avanzadas de la enfermedad. Una alimentación adecuada tendrá un efecto positivo, no sólo en la evolución de la enfermedad, sino también en la prevención de complicaciones.

2 Comments

Federación Española de Párkinson

Hola Alma.
Muchas gracias por escribirnos. Te indicamos los canales a través de los cuales puedes hacernos llegar tus consultas:
Formulario web
info@esparkinson.es
914 34 53 71.

Por favor, contáctanos a través de esas vías. Un abrazo

Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.